Terapia pareja
Psicología
Psicología
Terapia pareja

       

                      

Asistimos a un momento social de cambio importante respecto a la necesidad de auto-conocimiento, de indagar en nuestra persona para conseguir sentirnos bien con nosotros mismos, de nuestro lado y no en nuestra contra. Desde Grupo Neurohábilis acompañamos a la persona en este camino interno, un camino que nosotros mismos hemos andado previamente, y seguimos transitando. 

Ansiedad

 

La ansiedad irrumpe en la vida de una persona, es un grito de auxilio a mirar hacia dentro, con su propio lenguaje: tensión física, miedo, angustia, sensación de descontrol, evitación... Y puede tomar muchas formas diferentes:

 Ansiedad generalizada

Ansiedad social

Crisis de angustia

Estrés agudo

Estrés postraumático

Trastorno obsesivo-compulsivo

Lo esencial es aprender a mirarla de frente, ir descubriendo qué nos viene a decir, qué asuntos inconclusos quedaron pendientes, qué ha pasado hasta llegar al momento actual. Con consciencia y dedicación, la ansiedad se calma, la ansiedad se vuelve una señal a nuestro favor.

 

Depresión

La depresión puede hacerse evidente a través de diversos signos: fatiga excesiva, tristeza profunda, melacolía, falta de motivación para disfrutar y llevar a cabo tareas que antes nos resultaban gratificantes, irritabilidad continua y un largo etcétera de malestar. Es importante un proceso terapéutico que fortalezca a buen ritmo al paciente, para que no ponga en peligro su integridad física, y aprenda a auto-cuidarse y auto-apoyarse.

Trastorno Bipolar

En el trastorno bipolar, el paciente pasa por periodos caracterizados por una elevada actividad (manía) física y mental, continuados por periodos de depresión. Todas las personas experimentamos en nuestra vida periodos de alegría y de tristeza, sin embargo en el trastorno bipolar el paso entre la euforia y la tristeza es más extremo e interfiere con la vida del paciente que lo padece. 

Gestión del Estrés

El estrés es consecuencia de un ritmo de vida acelerado, en el que nos olvidamos de cuidarnos a nosotros mismos y nuestras relaciones con los demás; centrándonos únicamente en un campo de la vida (como puede ser el trabajo). Aprender a parar, contactar con el presente, planificar adecuadamente el tiempo y priorizarnos. Ser dueños y no esclavos de nuestros quehaceres.

Gestión de las relaciones sociales

Es frecuente oscilar entre comportamientos inhibidos, en los que no conseguimos expresar nuestros deseos; y comportamientos agresivos, mediante los cuales nos expresamos dañando a los otros. El uso de técnicas de asertividad nos ayudan a mantener una relación más sana y equilibrada entre nuestras necesidades y las necesidades de los demás.

Terapia de Pareja 

La demanda de terapia para resolver problemas y dificultades en la pareja es cada vez mayor.  Desde un enfoque de terapia integral de pareja, trabajamos juntos para satisfacer las necesidades de un proyecto de vida compartido. La labor del psicólogo es crear puentes para la comprensión, sin juzgar o buscar culpables. 

Asesoramiento psicológico

Sin embargo, cuando una persona decide iniciar un proceso terapéutico lo hace desde su emocionalidad e intuición: sabe que algo no marcha bien, que es necesario abrir espacio y mirar, llámese como se llame lo que le ocurre (ansiedad, estrés...). Un proceso terapéutico nos lleva a poder vivenciar lo que nos pasa, entender nuestras emociones, saber qué necesitamos. Conocer nuestras luces y nuestras sombras, y aceptar el ser que somos al completo, con todo.