top of page
  • Laura Rodríguez Pérez

La pócima de la felicidad

En los mares del Caribe era muy conocido por los piratas el elixir de la felicidad, una pócima que otorga a todo aquel que se la beba la felicidad plena, lo que comúnmente se conoce como “estar bien del todo”.

Este elixir era toda una leyenda entre los piratas, ya que nadie había sido capaz nunca de encontrarlo. La búsqueda de este elixir pasaba de unas generaciones a otras. Este era el caso de la joven Anne. Desde pequeñita le han contado numerosas historias de cómo sus antepasados han pasado toda su vida en busca de ese elixir.


Para Anne, el hecho de encontrar ese elixir dejó de ser una opción cuando un año su padre murió en una tormenta en el mar cuando estaba a punto de encontrarlo. Y así lo hizo, tras años surcando los mares y superar numerosos obstáculos, consiguió llegar a la pequeña isla donde se encontraba el elixir. Esta isla escondía una pequeña y hermosa cueva con una catarata en la cual Anne se adentró. No podía creer que estuviera ahí y que lo había conseguido. Pensó que el elixir era el agua de la catarata así que decidió beber de ella, pero para la sorpresa de Anne, se seguía sintiendo igual, no había cambiado nada. Empezó a llorar pensando que había fracasado, pero entre sus llantos su escuchó una voz:




- ¿Por qué lloras? ¿Qué te ocurre? –le preguntó una sirena que estaba en el agua.

Anne agradeció mucho ver a alguien con quien poder hablar, así que le contó todo lo que había pasado.

- Cuánto siento lo que te ha pasado Anne… -le dijo la sirena mientras la miraba con cara de compasión.

- ¿Tú podrías ayudarme? –preguntó la pirata-, eres una sirena, seguro que sabes algo acerca de este elixir.

- Anne siento decirte que este elixir nunca ha existido… -dijo la sirena temiendo la reacción de la joven.

- ¿Me estás diciendo que lo que llevo buscando toda mi vida, lo que mi padre murió tratando de buscar y lo que toda mi familia lleva buscando durante generaciones es todo una mentira? –dijo Anne llena de ira.

- Esa felicidad plena, ese “estar bien del todo” del que hablas sí que existe, pero no existe donde lo estás buscando.

- ¿Qué? –dijo Anne atónita con cara de no entender nada.

- Estáis buscando en el lugar equivocado, esa felicidad que decís no puede caber en una simple pócima, es mucho más que todo eso, es la fiesta que hizo la tropa en la cubierta del barco y que te perdiste porque estabas en el camarote estudiando los mapas, es el cumpleaños de tu madre que no pudiste celebrar con ella porque estabas de camino a esta isla, incluso estás en esta maravillosa isla y no eres capaz de disfrutarla ni de ver su encanto porque ya estás pensando en buscar la siguiente.

- Todos estos años buscando y lo tenía justo delante de mí… -dijo la pirata con un tono bastante triste.

- Entiendo que estés triste por no haber podido verlo antes, simplemente estabas siguiendo un mapa que no te llegaba a ninguna parte, pero, ahora que sabes dónde está la felicidad, ¿dónde vas a empezar a encontrarla?



Entradas Recientes

Ver todo
Archivo
Buscar por tags
bottom of page